cerebro

cerebro

PLACER CON RESPONSABILIDAD

Cortesía de Stuart Miles / FreeDigitalPhotos.net
Por: Ester Álvarez Guillén

Podríamos decir que la sexualidad compartida es uno de los placeres de la vida. El impulso sexual y el deseo de tener relaciones sexuales nos lleva a compartir nuestro cuerpo y nuestra sexualidad con otras personas, y ese deseo a menudo surge en algún momento de nuestra vida, generalmente la adolescencia. Desafortunadamente, las relaciones sexuales no sólo pueden reportarnos momentos de placer y bienestar, también implican riesgos (embarazo e ITS), por lo que nos suponen la obligación de adoptar una actitud responsable hacia nuestro propio cuerpo y hacia la persona con quien queremos compartirlo.

De manera que del mismo modo que tenemos una serie de Derechos Sexuales que son importantes conocer, también tenemos que ser conscientes de que las relaciones sexuales implican la obligación de llevarlas a cabo de forma responsable, para no perjudicarnos ni perjudicar a otras personas. Es por ello que el 26 de septiembre se celebra el Día Mundial de la Anticoncepción, fecha que nace en 2003 inicialmente en Latinoamérica, como el Día Mundial de Prevención del Embarazo no Planificado en Adolescentes. Con este día se pretende informar para que los y las jóvenes puedan tomar decisiones responsables sobre su salud sexual y reproductiva, y con ello disminuir el alto número de embarazos no planificados en todo el mundo. 
El embarazo en la adolescencia conlleva mayores riesgos tanto para la madre como para el bebé. Por un lado, las consecuencias médicas del embarazo adolescente incluyen malnutrición, falta de atención médica inicial, bajo peso al nacer, parto prematuro, mortalidad materna, etc. Y por otro lado, existen también una serie de consecuencias psicosociales como el fracaso escolar, rechazo del bebé, sentimientos de culpa, carencias y dificultades...

Disminuir las tasas de embarazos no deseados requiere información sexual disponible, educación sexual obligatoria y métodos anticonceptivos accesibles a los y las jóvenes. Queda mucho trabajo por hacer, a nivel mundial, en este sentido.

Uno de los retos actuales en anticoncepción quizá sea, por un lado, involucrar más a los varones puesto que a menudo se olvida que la responsabilidad es de ambos; y por otro lado, empoderar a las jóvenes para que sean capaces de tomar la iniciativa a la hora de usar métodos anticonceptivos.

Actualmente existen en el mercado una gran cantidad de métodos anticonceptivos diferentes: métodos hormonales como la píldora, minipíldora, implantes subdérmicos, inyectables, parche transdérmico, anillo vaginal; métodos barrera como el condón (femenino y masculino) o el diafragma; y otros métodos como los naturales, el DIU, o la esterilización. Cada uno de estos métodos tiene ventajas e inconvenientes por lo que siempre habrá que buscar el más adecuado para cada pareja. Además, hay que destacar la Pastilla Anticonceptiva de Emergencia (PAE), también conocida como píldora postcoital, que como su propio nombre indica es un anticonceptivo tan solo de emergencia para evitar que se produzca el embarazo (lejos de la creencia equivocada de ser abortiva) cuando se ha tenido una relación coital en la que no se ha usado ningún método anticonceptivo o este ha fallado. 

Finalmente es importante recordar que la mayoría de los métodos anticonceptivos únicamente previenen embarazos pero sólo el preservativo, masculino y femenino, protegen además de Infecciones de Transmisión sexual (ITS).

REGALO: Anota el Código Descuento EA5 y gana un 5% en cualquier compra de la tienda online www.masalladelplacer.com

9 comentarios:

  1. Para que la sexualidad sea mas divertida siempre puedes pasar por www.lasexshop24h.com

    ResponderEliminar
  2. Excelente documento Ester, sabes que estoy completamente de acuerdo en la necesidad de políticas de igualdad y de la Educación Sexual desde las escuelas.

    En España el gobierno va a reducir la financiación de los anticonceptivos hormonales de tercera generación de 10 diferentes y de uso frecuente a SOLO DOS DE ELLOS dejando a miles de mujeres españolas sin la posibilidad de acceder a una anticoncepción segura y asequible.

    Con la excusa de la crisis se acrecienta la agresión a los derechos sexuales y reproductivos una vez más.

    Un saludo, sigue así.



    ResponderEliminar
  3. Pues sí, se puede disfrutar del sexo sin asumir ningún riesgo tomando las medidas adecuadas! ;)

    ResponderEliminar
  4. MUY BUENO ASI SE DEBE PENSAR Y ANALIZAR

    ResponderEliminar
  5. el sexo es bonito siempre y cuando lo hagas con responsabilidad y con alguien que realmente quieres y estes conciente de lo que haces. y poes acerca del embarazo pienso que, un embarazo es muy hermoso siempre y cuando lo desees. y que la persona que hoy en día se embaraza es por que realmente lo desea

    ResponderEliminar
  6. hola, muy buen articulo, el sexo se debe de hacer siempre y cuando uno este seguro, nunca hay que hacerlo obligado, y siempre con protección y ser responsables de lo que se vaya hacer.
    Os recomiendo una pagina de sexshop donde encontrareis artículos para el disfrute del sexo, para estimularse, explorarse, cumplir vuestras fantasias y experimentar cosas nuevas, siempre y cuando con responsailidad. un saludo.
    www.disfracesysexshop.com

    ResponderEliminar
  7. Hola que tal, creo que el sexo debe de prevenirse con cualquiera de los métodos conceptivos que existen, para no preocuparse de lo que pueda pasar. un saludo.

    ResponderEliminar
  8. No hay manera, parece que cuanta más información hay, cuanto más se enseña en las escuelas al respecto, cuando se supone que sus padres son de una generación más avanzada, aún hoy se sigue jugando con no poner medios. La pastilla del día después no es un método. Y por si algunas aún no lo saben, no se pueden tomar como si fueran caramelos.
    No son buenas para la salud y menos en exceso.
    Carla Mila.
    http://www.carlamila.es

    ResponderEliminar
  9. se puede pasar muy bin,siempre y cuando tengan educacion sexual responsable paso un dato www.jenylove.cl

    ResponderEliminar